Rabel

rabel

 

Existen dos zonas en Cantabria donde ha pervivido hasta nuestros días un número más que suficiente de tañedores de este instrumento como para permitirnos conocer-lo en profundidad: Campoo y Polaciones.
Este cordófono posee dos cuerdas, afinadas generalmente por intervalos de cuarta, encontrándonos en Campoo algunos rabelistas que las afinan por intervalos de octava.
Con un arco se frotan ambas simultáneamente, empleándose una para ejecutar la melodía y la otra al aire como bordón.
Algunos rabelistas utilizan rabeles de tres cuerdas: una para el bordón y dos para la melodía, pisadas ambas con un dedo.
El rabel se tocaba principalmente en el tardíu (otoño) y el iviernu (invierno), en las reuniones de la mocedad, como eran las deshojas y las jilas.
Rabelistas famosos de Campoo han sido Lin “El Airosu”; Paco Sobaler, de Espinilla; Florencio, de Nestares, y “El Ciegu de Fontecha”, este último a principios del siglo XX.
En Polaciones, Adela Gómez, Pedro Madrid y Antonio Morante, “Quintana”.
El repertorio del rabel está compuesto de canciones tradicionales de la zona (amor, picarescas, crítica social, etc.), romances y bailes a lo pesau y a lo ligeru.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

CANTABRIA

A %d blogueros les gusta esto: